Una reforma intervencionista de la ley de fundaciones

Escribía hace tiempo que El origen de las fundaciones es muy antiguo y sus variedades, infinitas. En algunos países la tradición es mayor, y en los países occidentales donde hay más libertad, hay más liberalidad y más facilidad para su constitución y actividad

Esto que acabo de transcribir se rompía en agosto de 2014 un poco más en España con el anteproyecto de la nueva ley de fundaciones. Casi lo único bueno que tiene es que dicen que van a cumplir la ley de 2002 que disponía la existencia de un único registro y protectorado a nivel nacional y no casi 30 como ahora. Y es una norma que nadie del sector ha pedido modificar, sino cumplir. Son ganas de molestar. El resto,  “intervencionista”.

La Asociación Española de Fundaciones (AEF) se ha opuesto “rotundamente” al anteproyecto de ley de Fundaciones, pues considera que se trata de una norma “intervencionista, que lleva a un régimen concesional y sancionador que dificulta el derecho a fundar”. Ver nota de prensa de la AEF.

El Gobierno, dice que reformará la ley de fundaciones para darlas mayor transparencia: eso si, los partidos podrán seguir recibiendo dinero a través de sus fundaciones y así mantienen una puerta abierta para su financiación.

Como dice la AEF, esta reforma responde a “un modelo intervencionista por parte de los poderes públicos en el funcionamiento de las fundaciones, limitándolas en muchas áreas”. “Esto lleva a un régimen concesional en el que existe una exigencia de autorización previa de actos y negocios jurídicos por parte del Protectorado, evitando así la fluidez en la gestión de los procedimientos”, argumenta la asociación. Por ejemplo, es llamativo que se regule que para constituir una fundación tenga que ser el fundador, no cabe su asesor, quien se asesore del papá Estado, le pida resolución favorable, … no se entiende esta protección aquí y no para constituir sociedades anónimas, limitadas, sicav… Y además acreditando la composición inicial de la dotación. Como?

Si las leyes anteriores han contribuido a dinamizar y potenciar el fenómeno fundacional, este nuevo proyecto representa “un paso atrás, al tiempo que pone de manifiesto una enorme desconfianza hacia el sector” y también una querer pasar ahora todo el proceso por los registradores, que eso si, dice que no cobrarán. Serán ellos ong?

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.