La distinta normativa sobre las fundaciones, desde la Constitución de 1978, ha intentado simplificar y racionalizar las normas. Ya la exposición de motivos de la ley de fundaciones de 1994 hablaba de maraña normativa, de laberinto. La Constitución especifica que las fundaciones solo pueden ser disueltas...