La Obra Social de Caja Inmaculada (CAI) y la Fundación Genes y Gentes han renovado su colaboración para ayudar a que personas y familias aragonesas afectadas por enfermedades poco frecuentes y por trastornos del neurodesarrollo mejoren su calidad de vida. Este nuevo acuerdo permitirá también a Genes y Gentes continuar su labor de investigación, formación, concienciación, difusión y protección social de estas personas, así como con otros programas de especial relevancia relacionados con el medioambiente, la nutrición y la responsabilidad social. La directora de la Obra Social de CAI, María González, y el presidente de la Fundación Genes y Gentes y catedrático emérito de Genética de la Universidad de Zaragoza, Isaías Zaragaza, han firmado el nuevo convenio de colaboración.