La sensación de ser “mirados” por la banca como potenciales terroristas o blanqueadores de dinero, por la cantidad de pegas y requisitos que ponen, lo hemos leído muy bien expresado en la revista C48. Es la situación que cada vez más fundaciones nos están trasladando:...