Médicos españoles operan a más de 600 pacientes de cataratas en Camerún

 

La expedición médica, que termina el próximo día 11, es una iniciativa conjunta dos instituciones españoles: la Fundación Barraquer y la Fundación Clarós, ambas con sede en Barcelona.

“Es algo muy importante de poder operar a tanta gente que no tiene opciones a operarse de estas enfermedades por falta de dinero o por falta de especialistas de estas enfermedades”, dijo a Efe Cristina Antolín, directora del Centro Hospitalario Dominicano San Martín de Porres de Yaundé, donde actúan los médicos españoles.”Si el ritmo de trabajo se mantiene, creo que llegaremos a 667 personas operadas durante esta campaña”, agregó la directora, que es misionera española en el país africano.

El objetivo, según las fundaciones, es “proporcionar a personas sin recursos la mejor atención médica disponible, con técnicas de última generación y con los mejores profesionales”.

Los médicos españoles también tratan en Yaundé a personas que sufren otros padecimientos, como la sordera y el bocio (aumento de la glándula tiroidea). Uno de los cameruneses que recibe asistencia es Kom Laurent Paul, un paciente de cataratas al que le recetaron hace tiempo unos medicamentos que no alivian su padecimiento.”Vine aquí porque mucha gente me dijo que los médicos españoles me pueden curar. Mi situación iba de mal en peor”, comentó a Efe Paul.

Según la doctora Elena Barraquer, de la Fundación Barraquer, “la catarata es la causa número uno de ceguera en el mundo en general, y en particular en los países en vías de desarrollo, que todavía no tienen medios necesarios para operar las cataratas”.“Son mucho más difíciles las operaciones aquí que en España, porque las cataratas están muy avanzadas. Intentaremos devolver la visión al mayor numero de pacientes”, apuntó Barraquer.

Las fundaciones aportan material médico-quirúrgico necesario para las intervenciones y pruebas auditivas correspondientes, así como un importante número de audífonos y lentes para aquellas patologías que no pueden corregirse con cirugía.La iniciativa cuenta con el respaldo del ministro camerunés de Sanidad, Andre Mama Fouda, quien la calificó de “fenomenal e importantísima para Camerún”.

“Camerún cuenta con 21.000 personas que viven con cataratas. Es una operación que nos cuesta mucho dinero. El país no tiene medios para poder satisfacer a todos estos enfermos”, declaró a Efe el ministro.La Fundación Barraquer viene fomentando estos viajes solidarios a Camerún desde 2004, mientras que la Fundación Clarós presta ayuda en ese país africano desde 2009.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.