Consejos para Donaciones en Navidad

Durante las fechas navideñas crece en nosotros un sentimiento solidario que a menudo nos lleva a realizar donaciones a entidades de interés social, fundaciones y ONG’s. La oferta de organizaciones y campañas a las que podemos destinar nuestra donación es inmensa, y es por eso que quizás antes debamos preguntarnos qué destino tiene nuestra donación y las condiciones en las que va a llegar a sus destinatarios.

El trabajo de fundaciones y ONG’s durante la campaña navideña es inagotable, y buena parte de los fondos para sus actividades solidarias anuales se recogen durante esta época del año. De ahí que debamos ser especialmente cuidadosos con la elección del destino de nuestra donación.

Las donaciones, además de servir de ayuda a proyectos solidarios, suponen una fuente de deducción fiscal para el donante: amparada por la Ley de incentivos fiscales al Mecenazgo, podemos descontarnos parte de la cantidad aportada en nuestra declaración de impuestos. Así el estado “agradece” nuestra aportación a proyectos de interés social que a los que de otra manera –vía subvención directa, por ejemplo- estas organizaciones no podrían acceder.

El trabajo de fundaciones y ONG’s durante la campaña navideña es inagotable, y buena parte de los fondos para sus actividades solidarias anuales se recogen durante esta época del año.

Son muchas las formas con las que contamos para poder hacer efectiva nuestra donación: a través de entrega de efectivo, de apadrinamientos, de compras en rastrillos solidarios, de entrega de material o de compra de artículos especiales dirigidos a la recaudación de fondos… Se puede realizar de manera presencial, o a través de internet; también se puede aprovechar para hacer periódica nuestra aportación a partir del empujón solidario de estas fechas.

Ante tal avalancha quizás merezca la pena pararse a pensar en qué proyecto deberíamos confiar nuestra donación, y tratar de conocer el destino de nuestro pequeño esfuerzo solidarios. No será lo mismo hacer una aportación económica que donar un bien tangible –un juguete, ropa, un kilo de comida- ya que los costes que acarrea la recogida, almacenaje y distribución de todo lo donado en una campaña conlleva un coste que ha de ser soportado por la organización. De ahí que no sea extraño que los objetos recogidos puedan venderse en origen y sea el dinero obtenido el que llegue hasta el punto de destino de nuestra ayuda. Los costes del traslado en avión del material enviado a la otra punta del mundo pueden superar con creces el valor de lo donado y dar las traste con nuestro espíritu solidario.

Quizás merezca la pena pararse a pensar en qué proyecto deberíamos confiar nuestra donación, y tratar de conocer el destino de nuestro pequeño esfuerzo solidarios.

La fundación Lealtad es un organismo que se preocupa por la transparencia en las actividades de organizaciones sin ánimo de lucro. Quizás merezca la pena echar un vistazo a su web para comprobar que la fundación u ONG que hemos elegido para nuestra donación cumple sus principios de transparencia y su actividad se lleva a cabo correctamente.

Pero nosotros también tenemos que asumir nuestra responsabilidad a la hora de elegir el destino de nuestra donación, y desde la fundación lealtad nos proponen este pequeño decálogo para realizar una donación eficaz: con información, seguimiento y compromiso conseguiremos que nuestro granito de arroz llegue a los más necesitados.

Éste es el fantástico decálogo de la Fundación Lealtad. Para conocer más sobre este organismo y su trabajo, ésta es su página web:

1. Prioridades: Define qué colectivos, actividades, zona geográfica y perfil de ONG se ajustan a tus inquietudes. Te ayudará a elegir

 

2. Información: Consulta quién toma las decisiones en la ONG, qué proyectos desarrolla, cómo se financian y gestionan los fondos. Conoce la ONG a la que donas

 

3. Seguimiento: Comprueba el impacto de tu colaboración a través de la información publicada por la ONG en sus boletines, memoria de actividades, página web y redes sociales. La información es rendición de cuentas.

 

4. Publicidad: Las compañías suelen apelar a las emociones. Las ONG pueden adherirse o desarrollar códigos de comunicación, publicidad y uso de imágenes que aseguren el respeto a la dignidad de las personas que atienden. Comunicación veraz

 

5. Donación en especie
Consulta primero si la ONG necesita y acepta ropa, alimentos, juguetes, medicamentos, etc. Su gestión resulta muy compleja. Asegúrate antes de ayudar

 

6. Voluntariado
Si quieres dar tu tiempo, identifica qué ONG necesita voluntarios, cuáles es su perfil, las actividades que realizan y el plan de formación que ofrece. Las ONG cuentan con un seguro de accidentes y responsabilidad civil para sus voluntarios. Una colaboración valiosa y eficaz

 

7. Protección de datos: Si facilitas tus datos personales, exige que se traten conforme a la legislación. Ejerce tus derechos

 

8. Seguridad: Bien a través  de un cheque o una transferencia bancaria, realiza tu donación siempre a nombre de la ONG, no de su representante. En las donaciones online exige el mismo nivel de seguridad que en las compras por Internet. Protege tu aportación

 

9. Impuestos: Puedes deducirte un porcentaje de tu aportación en la declaración del IRPF. Solicita tu certificado fiscal a la ONG

 

10. Compromiso: Las colaboraciones económicas periódicas otorgan a las ONG independencia y contribuyen a su sostenibilidad. Implícate para lograr soluciones a medio y largo plazo

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.