Cómo ahorrar en la gestión de las fundaciones

Sobre como optimizar la gestión. Una ayuda al patronato de la fundación.

En la actualidad hay en España unas nueve mil fundaciones en activo, frente a las más de tres millones de sociedades. Así, mientras todo asesor sabe de sociedades, son pocos los abogados, los asesores contables y fiscales que dominan esta figura jurídica.  Por tanto, encargar la gestión administrativa, jurídica o contable a quien no lo conoce bien, implica como mínimo un mayor coste por el tiempo que va a necesitar para estudiar y ponerse al día. De hecho, y en nuestra opinión, toda la gestión contable-jurídica-fiscal de una fundación no debería pasar de 300 euros al mes, según el tamaño y la actividad, si hay empleados o no, etc. Y lo explicamos.

Por un lado, las fundaciones tienen obligación y cada vez más de administrar sus patrimonios con claros criterios empresariales y con transparencia. Sus ventajas fiscales las tienen porque trabajan por captar fondos privados para intereses generales, sobre todo en los temas más delicados como pueden ser los de justicia social, proyectos de larga duración en el tiempo y en acciones arriesgadas que serían imposibles desde el ámbito del sector público.

Por otro lado, además de la legislación nacional, tanto jurídica como fiscal, coexisten otras normas de carácter autonómico en Andalucía, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Madrid, Navarra, País Vasco y Comunidad Valenciana.

Con todo lo anterior es fácil entender que estamos ante una figura jurídica, al menos, peculiar. En nuestro despacho llevamos la gestión desde 145 €/mes.

Asesoramos al patronato en sus decisiones, realizamos informes sobre actividades, responsabilidad, estudiamos y realizamos modificaciones de estatutos, redacción de reglamentos internos, actuaciones de transparencia.

Y cuidamos la gestión ordinaria de la fundación, desde la redacción de actas, trámites con el voluntariado, hasta la revisión de los planes de actuación, de la presentación de cuentas y memorias.

Pero además nos hacemos uno más en el patronato y ayudamos en la búsqueda de financiación, de proyectos europeos. En definitiva, todo: desde el nacimiento a la extinción y liquidación de una fundación.

Nuevas obligaciones de las fundaciones

Las actividades de las fundaciones hasta ahora se difundían por medios propios, publicaciones, redes sociales,… Lo que era un modo eficaz de darse a conocer ya es hoy una obligación: disponer de una página web, información electrónica en la red, en la que de modo actualizado se den los datos más importantes y actualizados de la entidad.

Pero además, el próximo 10 de diciembre, entra en vigor el contenido de la Ley 19/2013, de 9 diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno y afecta a las fundaciones y asociaciones cuando perciban durante el período de un año subvenciones públicas en una cuantía superior a 100.000 euros o cuando al menos el 40% del total de sus ingresos anuales tengan carácter de subvención, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros.

Estas fundaciones ( y asociaciones) deberán publicar de forma periódica y actualizada en su página web, de una manera clara, estructurada y entendible para los interesados: SEGUIR LEYENDO

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.