Una Fundación no es una Asociación ni es una Sociedad limitada. Es otra cosa, aunque tenga muchos elementos comunes a las anteriores, y su mayor parecido sea con una sociedad limitada. No tenerlo en cuenta o desconocer su normativa, provoca que algunas fundaciones acudan al abogado...