Beneficios fiscales, actividades exentas

Actividades empresariales con un traje jurídico equivocado

“Usted lleva años tomando el sol en verano vestido de bombero. ¿Puede? Claro, si lleva así años… Sin embargo su traje era el de baño y mientras tanto lo ha estado pasando ciertamente mal y con unos costes innecesarios”.

La primera vez que le dije esto a un empresario, propietario de varias residencias geriátricas, me miró con cara extraña pero me entendió perfectamente y en un par de meses ya tenía su fundación constituida y en el primer año con ahorros que superaron los cien mil euros. En impuestos de sociedades, de IBI, en el IVA,… y ganó en agilidad, en proyectos, en imagen y en competencia.

Pues esto, se repite en muchos sectores, podríamos decir que en todos aquellos que concreta el artículo 7 de la Ley 49/2002: Explotaciones económicas exentas y que ahora desarrollamos:

¿Cuáles son las actividades exentas para la fundaciones?

La ley nos habla, por un lado, de las actividades de acción social: La prestación de servicios de promoción y gestión de la acción social (incluyendo las actividades auxiliares o complementarias de aquéllos, como los servicios accesorios de alimentación, alojamiento o transporte): la protección de la infancia y de la juventud, la asistencia a la tercera edad,  a personas con discapacidad, incluida la formación, etc.

Y por otro lado, todas las explotaciones económicas:

  • de prestación de servicios de hospitalización o asistencia sanitaria,
  • de investigación científica y desarrollo tecnológico,
  • por la organización de representaciones musicales, coreográficas, teatrales, cinematográficas o circenses,
  • de parques y otros espacios naturales protegidos,
  • de enseñanza y de formación profesional, en todos los niveles y grados del sistema educativo,
  • la organización de exposiciones, conferencias, coloquios, cursos o seminarios,
  • de elaboración, edición, publicación y venta de libros, revistas, folletos, material audiovisual y material multimedia,
  • las de carácter deportivo a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, etc.

Otra forma de verlo sería por la lectura de la relación genérica de los fines:

ASISTENCIA E INCLUSIÓN SOCIAL / CIENTÍFICOS / CÍVICOS / COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO / CULTURALES / DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE / DEPORTIVOS / EDUCATIVOS / FOMENTO DE LA ECONOMÍA SOCIAL / INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA Y DESARROLLO TECNOLOGICO / PROMOCIÓN DEL VOLUNTARIADO / SANITARIOS / DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS y de VICTIMAS DEL  TERRORISMO Y ACTOS VIOLENTOS / DESARROLLO DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN / FOMENTO DE LA TOLERANCIA / FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL /  LABORALES / PROMOCION DE VALORES CONSTITUCIONALES Y DEFENSA DE LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS / PROMOCION  DE LA ACCION SOCIAL / PROMOCION Y ATENCIÓN A PERSONAS EN RIESGO EXCLUSIÓN / OTROS

Igualmente, podemos seguir viendo qué actividades se pueden hacer analizando la relación de centros, que el propio protectorado señala:

Para la POBLACIÓN EN GENERAL: Centros de Servicios Técnicos Generales, de Servicios Sociales Comunitarios, Centros Polivalentes de Servicios Sociales, etc.

Consultorio médico general en régimen ambulatorio o externado, o bien especializado en régimen ambulatorio o externado; Centros de asistencia sanitaria en régimen de internamiento temporal y de salud preventiva. Hospitales de día. Residencias de enfermos terminales / psíquicos. Centros de rehabilitación. Otros centros.

Para la FAMILIA: Centros de orientación, diagnóstico, valoración y seguimiento; de mediación familiar, de acogida. Comedores. Roperos y lavandería. Otros Centros.

Para la INFANCIA: Centros de orientación, diagnóstico, valoración y seguimiento para atención de malos tratos. Centros de primera acogida. Guarderías (de 0 a 5 años). Comedores. Centros de día (6 a 15 años). Residencias. Hogares funcionales/Pisos tutelados.

Otros centros. Granjas-escuela (de 6 a 15 años); Centros escolares o colegios (de 6 a 15 años).

Para la JUVENTUD: Centros de orientación, Centros de día. Residencias. Pisos tutelados y/o hogares funcionales. Talleres Escuela. Otros centros. Centros escolares o colegios (de 16 a 24 años)

Específicos para la MUJER: Centro de Información de derechos de la mujer, de acogida para mujeres maltratadas, de atención a madres solteras. Pisos tutelados. Otros centros.

Para la TERCERA EDAD: Centros de día (Hogares y clubs). Comedores. Centros de estancia diurna. Residencias de válidos, de asistidos o mixtas. Apartamentos. Viviendas comunitarias. Otros centros.

Para PERSONAS CON DISCAPACIDAD (FÍSICA, PSÍQUICA Y SENSORIAL): Centros de orientación. Centros de día. Residencias para personas con discapacidad. Apartamentos y pisos para minusválidos físicos. Centros de recuperación (minusválidos físicos / sensoriales) y de atención a minusválidos físicos / psíquicos). Centros de estimulación precoz y ocupacionales. Centros especiales de empleo. Otros centros.

Algunos ejemplos:

Hay alguna universidad con la figura jurídica de una sociedad anónima (!) o limitada, pero desde hace tiempo está claro que la fundación es su traje jurídico. Su actividad educativa, su patrimonio y sus fines así lo aconsejan.

Sin embargo suele ocurrir que vemos que se crea un colegio privado o que ya existe como sociedad mercantil. En mi opinión solo cabe una explicación: la falta de asesores cualificados. El símil sería como el que acude al corte inglés a buscar un traje de boda y le dan uno de baile. Se puede bailar, pero no es el traje apropiado.

Un colegio con su forma jurídica de fundación ahorrará claramente en impuesto de sociedades, en impuestos también municipales, y contentará a los padres de sus alumnos.

Otro llamativo caso es en el campo del deporte: ¿Cuánto IBI está pagando su club deportivo? O también: ¿cuánto tiempo lleva haciendo natación vestido de calle?.

Un club deportivo que no tiene la figura jurídica de la fundación puede estar pagando Ibi sin motivos, así como todo tipo de impuestos, especialmente de sociedades. Y por el contrario podría contar con la ayuda del voluntariado, recibir más ayudas, ganar en imagen.. La fundación es, además, la figura más apropiada especialmente para proteger en el tiempo el patrimonio del club deportivo.

foto_0000006020131021112556Y más llamativo, sería el caso de las residencias geriátricas que no tengan la forma jurídica de fundación. Es el caso que se comentaba al inicio de este artículo. En verano y en la playa se puede estar de diversas formas, con un traje militar o con el apropiado, de baño. Si no se está con el de baño se pasa mucho calor, se suda, se pasa mal y se pierden oportunidades. Pues llevar la gestión o tener una residencia geriátrica, un centro de día, atender a los mayores con la figura jurídica de una sociedad limitada o anónima, significa en mi opinión y en la de los expertos, pagar de más sin motivo y perder en competencia. Pero da para otro texto.

Sobre los BENEFICIOS FISCALES puede verse nuestra entrada aquí que lo desarrolla ampliamente.

Las residencias geriátricas pueden ser más rentables

Etiquetas:
Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.